martes, 7 de abril de 2009

SEÑALES DEL FUTURO (KNOWING) con Nicolas Cage

FICHA TÉCNICA

Título: Señales del futuro
Título original: Knowing
Dirección: Alex Proyas
País: Estados Unidos
Año: 2009
Duración: 115 min.
Género: Thriller
Calificación: No recomendada para menores de 13 años
Reparto: Nicolas Cage, Rose Byrne, Chandler Canterbury, Ben Mendelsohn, Nadia Townsend, Terry Camilleri, Adrienne Pickering, Danielle Carter, Liam Hemsworth, Angie Diaz, Sally Anne Arnott, Lara Robinson
Guión: Alex Proyas, Juliet Snowden, Stiles White, Richard Kelly, Ryne Douglas Pearson, Stuart Hazeldine
Distribuidora: DeAPlaneta
Productora: Summit Entertainment, Escape Artists, Mystery Clock Cinema, Goldcrest Pictures, Kaplan/Perrone Entertainment
Cásting: Gregory Apps, Teresa Redlin
Dirección artística: Sam Lennox
Diseño de Producción: Steven Jones Evans
Fotografía: Simon Duggan
Montaje: Richard Learoyd
Música: Marco Beltrami
Productor: Aaron Kaplan, Alex Proyas, Jason Blumenthal, Sean Perrone, Steve Tisch, Todd Black
Productor ejecutivo: David Alper, David J. Bloomfield, Norman Golightly, Stephen Jones, Topher Dow
Vestuario: Terry Ryan

SINOPSIS

El profesor John Koestler (Nicolas Cage) abre una cápsula del tiempo que ha sido desenterrada de la escuela a la que acude su hijo. En ella, Koestler encuentra una serie de predicciones futuristas. Algunas ya se han cumplido y otras están a punto de hacerlo. Pero lo más inquietante es que su familia juega un papel muy importante en todas ellas.

CRÍTICA

Alex Proyas es un buen director de cine fantástico, y en su haber hay clásicos como El cuervo (la mítica película final de Brandon Lee) o Dark City (film de culto del que dicen que se basaron para la posterior Matrix). Lo que ocurre es que aunque sepa manejar las manivelas del género, nunca acaban de cuajar sus resultados en películas que se puedan denominar 100% redondas (si bien los ejemplos antes citados estarían entre lo más sobresaliente de su filmografía, junto con la polémica Yo robot, basada en un relato de Isaac Asimov y protagonizada por Will Smith).

Ahora nos llegan estas Señales del futuro y tras verla queda claro que el señor Proyas se maneja como nadie en el género fantástico, ya que lo que inicialmente puede parecer un film familiar (las escenas hogareñas entre el padre viudo encarnado por Cage y su hijo) y que luego se transforma en un thriller sobrenatural (los misteriosos números que predicen catástrofes, ¿como los puede haber escrito alguien?) acaba mezclando elementos de crítica contra la actitud del ser humano (como todo buen profeta, nadie cree lo que dice el protagonista) para acabar con lo inexorable del destino pero con la esperanza de ¿la vida eterna? ¿el paraiso? ¿el cielo? (eso depende de como cada espectador quiera "definirlo") Si os sentis confusos tras leer este resumen de la película no es para menos, y es que el popurrí temático es impresionante.

Lo que ocurre es que mientras que estamos hablando de thriller sobrenatural (desde casi el inicio del film hasta antes de su último tercio) la película tiene chispa y vida, consiguiendo realmente entretener gracias a un misterio que no sabes que derroteros tomará (¿porque se han escrito dichos números y quien los ha facilitado con tanta precisión?). El problema viene cuando al final toma el camino que toma (y que logicamente aqui no desvelaré), y aunque dicho último tramo es como mínimo correcto, peca de caer en una autocomplacencia hacía cierto sector del público que dejará mayormente indiferentes a los que hasta ese momento hayan estado viendo otro estilo de género en la historia (NO es lo mismo pero para que os hagais una idea, es como si de repente el final tomase el tono del epílogo de Inteligencia Artificial de Steven Spielberg).

Pese a ello la película desprende un mensaje de esperanza incluso en la peor de las situaciones que es digno de admiración (ver la última escena del personaje de Nicolas Cage con su familia o la de los niños con los misteriosos personajes), si bien lo que causa el cataclismo final (si de verdad es científicamente posible) lo encuentro una solución muy forzada (cosa que uno ya más o menos va sospechando desde la aparición de los misteriosos susurradores), habiendo sido más lógico tomar otros derroteros derivados de la misma realidad y de como está el mundo actualmente en tensión (¿o es que acaso el propio ser humano no podría, y puede, provocar su propia extinción?)

LO MEJOR: Cuando aún no se nos ha aclarado el misterio de las predicciones, ya que la película consigue mantener la intriga y el interés.

LO PEOR: La parte final, coherente con lo previo pero no imprescindible para finiquitar lo planteado en el argumento.

LA ESCENA: Dos, que corresponden a los accidentes del avión y del tren, mostrados con un realismo apabullante. La del cataclismo final también es espectacular, pero el origen del mismo se me hizo un poco... improbable.

2 comentarios:

johan dijo...

Haces buenas criticas..
almenosagradables a mi juicio.
me vere esta pelicula.. buena onda.

Chacal dijo...

Gracias por el comentario, y pásate por aqui siempre que quieras.