miércoles, 9 de agosto de 2006

Crítica de cine: SILENT HILL

Dirección: Christophe Gans.

Guión: Roger Avary.

Intérpretes: Deborah Kara Unger, Radha Mitchell, Jodelle Ferland, Alice Kridge, Sean Bean, Laurie Holden, Kim Coates, Tanya Allen.

Producción: Samuel Hadida, Don Carmody.

Año: 2006.

Género: Terror.

Fotografía: Dan Laustsen.

Música: Jeff Danna.

Duración: 120 minutos.

SINOPSIS

A pesar de las recomendaciones médicas, Rose no está dispuesta a llevar a su hija enferma Sharon a un hospital psiquiátrico. Como alternativa la mujer decide acudir a un pueblo llamado Silent Hill que su hija nombra constantemente en sueños.

El padre se opone a esa solución, pero Rose está convencida de que la niña puede recuperarse en ese lugar. Cuando se dirigen hacia allí una extraña figura aparece frente al coche y para no atropellarla sufren un accidente. La sorpresa llega cuando comprueba que su hija no está en el coche. A partir de ahí, empieza la búsqueda de Sharon por los alrededores del misterioso pueblo.

CRITICA

No soy yo una persona aficionada a los videojuegos, de hecho me quedé en el Tetris y de ahi no avancé. Nunca he jugado a ningún videojuego en el que esté basada una película, como es el caso de esta, con lo cual (más que las semejanzas o diferencias con el argumento del videojuego) la valoraré como lo que es en si.

Dentro del género cinematográfico de películas basadas en videojuegos, lo que uno puede tener claro es que, con suerte, te encontrarás con un film entretenido, pero más de ahi es mejor no pedir (en mi opinión personal la primera película de Lara Croft con Angelina Jolie y la primera de Resident Evil son las mejores, y siendo sólo películas bastante entretenidas, porque sus respectivas secuelas, así como otras "cosas" tipo "Super Mario Bros" son directamente olvidables). ¿Que catalogación tendría "Silent Hill"?

A priori es una película entretenida, porque todo lo que sucede en el pueblo trás el accidente de la protagonista me recordó a algunos capítulos de la serie de TV "La Dimensión Desconocida", sobretodo aquellos donde un protagonista con una vida más o menos normal entraba por accidente en una especie de universo paralelo o realidad alternativa de la que al final del capítulo tenías serias dudas de que consiguiese liberarse. Esa fue la sensación que me quedó a mi trás ver esta película, sobretodo trás saberse los motivos (más o menos...) de que pase lo que pasa, y sobretodo trás la última escena. Como digo, esos "motivos" recuerdan a las viejas películas de maldiciones, lo que pasa que en vez de sobre una persona, una familia o una casa, aqui es sobre todo un pueblo. Y la sensación de "mundo alternativo" (por la escena final o la otra en el patio del colegio entre la protagonista y su marido... sin cruzarse) es otra cosa también bastante lograda en el film.

Pero sobretodo hay que destacar la brillante puesta en escena, ya que todo el decorado de Silent Hill es lo suficientemente aterrador como para que uno esté inquieto por si te puede salir cualquier cosa de cualquier esquina... y no precisamente nada bueno. Lo que ocurre que dentro del género en el que está englobada la película, y sobretodo una vez que se saben los motivos de lo que pasa, uno se da cuenta del ritmo tan irregular que tiene el film en ocasiones, y que se hubiera subsanado con una duración menor (de entre 90 y 105 minutos) y no las dos horas que dura.

Aún así es un entretenido film con una primera hora bastante desasosegante sobretodo porque aún no sabes porque pasa lo que pasa (impactantes las escenas donde aparece la criatura Cabeza de Pirámide). En ese intervalo es cuando a lo mejor se puede uno desconectar un poco del film al no ver la coherencia de lo que está pasando, aunque (como he comentado más arriba) esa coherencia no hay que buscarla si hablamos de una dimensión o mundo alternativo donde las leyes de la lógica que conocemos no existen.

CALIFICACIÓN: *** (entretenida) 7/10

LO MEJOR: El diseño visual es impactante y la historia, una vez que se saben los motivos, es entretenida...

LO PEOR:... Si no fuera porque dicha historia te das cuenta de que podía haber sido más breve, con lo cual la película hubiera ganado en agilidad.